Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Realizar una Consulta
Calificar nuestra Web
Volver hacia atrás
Homeopatía para Corazón

¿Se pueden tratar con remedios homeopáticos las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión u otras patologías?

Si. Desde la homeopatía se pueden tratar todas las enfermedades, casi sin excepción; en algunas se obtienen mejores resultados que en otras y en muchas de ellas, también es importante contar con un especialista para hacer los controles pertinentes.

En el caso de las enfermedades cardiovasculares, casi siempre se necesita del control por el profesional especializado, el cardiólogo; que es quien entiende sobre la patología en sí y el curso de su evolución.

El médico homeópata, tiene que encargarse de estudiar bien al paciente y administrarle un medicamento que actúe sobre la totalidad de los síntomas.

Esto significa tener en cuenta todos los síntomas característicos, peculiares y raros propios del paciente y de la enfermedad.

Quizá, para el cardiólogo solo le baste con hacer el diagnóstico de insuficiencia cardíaca, hipertensión, arritmia, etc. y conocer el grado de afectación y otras variables que tengan que ver con el estado hemodinámico del paciente y la causa cardiovascular o metabólica que la esté generando; como colesterol alto, por ejemplo.

Pero para el médico homeópata, también son importantes otros síntomas y características como los síntomas individuales a saber:
Como son los síntomas; cuál es la sensación (con las palabras del paciente), en qué momento del día, o circunstancia se dan los síntomas, si agravan o mejoran en determinada posición, por las distintas condiciones ambientales, que otros síntomas concomitantes (que aparentemente no tengan relación con la enfermedad) y lo más importante; que circunstancias cambiaron en su vida antes de la aparición de los síntomas; mudanza, divorcio, despido, enfermedad o muerte de seres queridos, etc.

En Homeopatía hay que armar un rompecabezas de la persona enferma y administrarle el medicamento que tenga afinidad energética con esa totalidad psicodinámica.

O sea; el medicamento que experimentado en una persona sana; haya desarrollado la mayor cantidad de síntomas y sensaciones similares a los de este paciente.

¿En qué puede ayudar a estos enfermos?

El medicamento que reúna esas condiciones, se transforma en remedio y se va a encargar de ayudar a corregir todas las funciones que están alteradas; ya que la mayoría de las veces, no son solo de origen cardíaco; sino secundarias a descompensación de otras como las renales, respiratorias, hepáticas, vasculares, metabólicas, mentales o emocionales, etc. casi siempre están involucrados muchos sistemas y cuando varios comienzan a descompensarse, terminan afectando las funciones cardíacas.

¿Pueden ser un complemento al tratamiento de la medicina tradicional?

Por supuesto; cuando la descompensación es importante, es esencial trabajar con remedios químicos y administrados por un especialista. Este, además, será quien controle hemodinámicamente al paciente y de ser necesario, corregirá las dosis de los remedios químicos.

¿Por qué la de los remedios químicos y no el homeopático?

Por 2 razones importantes; en primer lugar, es que al no ser químico, no presenta efectos secundarios o reacciones adversas y en segundo lugar, es que el remedio homeopático siempre va a actuar sobre la causa esencial que está enfermando al paciente y no solo en la consecuencia final de esta.

El remedio homeopático actúa en el campo de la física; es una onda electromagnética (como las de tv o radio). Estas ondas necesitan un receptor sintonizado con ellas para actuar; sino, no actúan. Al ser administrado al paciente, impacta en la propia esencia de este (que siempre se halla en la esfera emocional) y desde allí se desencadena todo el proceso curativo en el resto del cuerpo. Por esta razón, si el paciente mejora tanto anímicamente como los síntomas cardiovasculares, es porque se está corrigiendo la causa que le dio origen. (Todo lo que está en rojo, podes sacarlo si te resulta extenso).

¿Se hacen tratamientos extensos, de manera crónica?

Todo depende del grado de descompensación de la enfermedad y de las medidas higiénico – dietéticas que se adopten como parte del tratamiento.

Como dijimos arriba; las causas que pueden enfermar a un paciente, son muchas. Las que son de origen emocional, el remedio homeopático puede ayudar a que se supere la emoción que está afectando al cuerpo; pero las que son por sedentarismo, hábitos alimenticios, tabaquismo, etc. hasta que no se corrijan, la medicación será necesaria.

¿En qué consisten los remedios que se dan?

Los remedios son de origen vegetal, mineral o animal; lo que cambia, es el método de elaboración. No se utiliza la extracción (como en los medicamentos químicos), sino las diluciones infinitesimales y las dinamizaciones (múltiples sucusiones). Este método logra quitar todo el componente químico de la sustancia original y extraer de esta todo su poder curativo.





Consultorios Santa María
San Francisco, Córdoba, República Argentina.
Bv. 25 de Mayo 2665
Tel.: +54 9 3564 436995
Mail: info@danielcento.com

Copyright 2014

Leyes y Principios de la Homeopatía
Historia de la Homeopatía
Biografía de Samuel Hahnemann
10 razones para elegir la Homeopatía
¿Por qué nos enfermamos?
Homeopatía para Menopausia
Homeopatía para Artrosis
Homeopatía para Migrañas
Homeopatía para Estrés
Homeopatía para Cáncer
Homeopatía para Corazón
Homeopatía para Várices y Hemorroides
Leyes y Principios de la Homeopatía Historia de la Homeopatía Biografía de Samuel Hahnemann 10 razones para elegir la Homeopatía ¿Por qué nos enfermamos? Homeopatía para Menopausia Homeopatía para Artrosis Homeopatía para Migrañas Homeopatía para Estrés Homeopatía para Cáncer Homeopatía para Corazón Homeopatía para Várices y Hemorroides Farmacias Homeopaticas
Diseño Web Profesional